Sobre mi

Mi nombre es Albert Ollé Aldeguer y todo empezó un 9 de mayo de 1994 en un pequeño y desconocido pueblo del Baix Llobregat. Este pueblo se llama Torrelles de Llobregat.

Desde muy pequeño he estado rodeado de naturaleza viviendo en una masía catalana entre Torrelles de Llobregat y Begues. He aprendido a entender la naturaleza y respetarla hasta el punto de que cada día que pasa aprendo algo más. Gracias a mis abuelos y a mi padre he podido vivir cómo se trabaja la tierra día tras día.

Mi vida siempre ha estado ligada a los deportes, la curiosidad, la política y el conocimiento científico. Siendo un niño siempre estaba moviéndome por el patio del colegio, desde el pilla-pilla  hasta el fútbol o baloncesto, pasando por la araña. Y en casa era un trasto.
A los 5 años empecé con el esquí y la bicicleta, deportes que costaron lo suyo que me gustasen. También con la natación, deporte que practiqué hasta los 12 años.

Justo en ese momento mis mejores amigos jugaban al baloncesto y a mi me gustaba mucho. Así que empecé a jugar en el club del pueblo, el C.B. Begues. Se abría una nueva etapa. Mi primer entrenador, Abel Degà, fue la persona que más me ayudó en mi adaptación y a mejorar semana tras semana. Mi posición estaba clara: pívot. Ese primer año casi conseguimos ganar la liga. A lo largo de los siguientes 4 años, con cambios de entrenador casi por temporada mi evolución fue exponencial gracias a la constancia y a mis compañeros. Después de este período con temporadas buenas y otras malas, volvió el Míster a coger el grupo. Fue en ese momento dónde mi capacidad y potencial creció y se plasmó en el campo. Por otros motivos, lo tuvo que dejar y nos cogió el que ha sido mi último entrenador. Entrenador joven, con talento y preparado para llevar adelante un grupo de jugadores que nos conocíamos desde hacía años. Estuvo 2 años con nosotros y logramos cosas bonitas, como llegar a fases. Aprendí mucho a su lado y me ayudó a conseguir el máximo nivel de juego.

Pero las etapas tienen su principio y su final. Y a los 19 años se cerró esa etapa, junto con la entrada a los 18 en la universidad para estudiar Ingeniería Eléctrica en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Muchas fueron las causas de dejar de jugar al deporte que más me gustaba, pero la falta de jugadores, motivación, ilusión y cansancio fueron determinantes. Durante las últimas 3 temporadas prácticamente había jugado todos los minutos de todos los partidos y llega un punto dónde ya no puedes más. A su vez, desde los 16 combinaba el baloncesto con el atletismo de fondo.

Finalmente me decanté por el atletismo de fondo. Siempre me había gustado correr, se me daba bien y disfrutaba. Ese inicio fue por distintas razones. En el colegio, sobre el mes de mayo, siempre se realizaba un cross escolar por los alrededores del colegio. Desde los 3 hasta los 16 años participé en todos los años y en 7 ocasiones llegué a casa con un trofeo bajo el brazo, pero nunca con el de la victoria. Otra motivación fueron los Juegos Olímpicos; cada 4 años me pasaba el verano pendiente del televisor. Finalmente, una tradición de familia por parte paterna. Mis abuelos y bisabuelos, viviendo en la montaña, tenían que hacer largos desplazamientos para ir a los sitios. También, mi padre y mi tía, que fueron al mismo colegio que yo, participaban en los cross y quedaban entre los primeros.

Los principios fueron difíciles, sobretodo desde los 16 a los 19, pero todo tiene su precio y recompensa. Combinar el atletismo con el baloncesto fue complicado, pero era lo que me gustaba.

Después de casi 3 años corriendo carreras de 10km por Barcelona y mejorando carrera tras carrera, me propuse hacer, con 18 años, la Marató de Barcelona 2013. Era un sueño, pero terminó siendo un calvario que duró muchos meses… La preparación fue dura pero al final las ganas pudieron conmigo y me presenté a la línea de salida. La terminé en 3h28′, mucho peor de lo que esperaba. Pero eso me motivó y me dejó huella. A partir de ahí, todo fue a peor.

Desde los meses de abril y mayo hasta setiembre de 2013 cada día empeoraba debido a una anemia ferropénica progresiva (que en ese tiempo no sabía) que me dejaba noqueado cada día. Ese verano fue muy duro hasta que me planté con dudas a la Cursa de la Mercè 2013. No pude salir porque me encontraba mal… Y al día siguiente análisis de sangre de urgencias y conclusión: estaba para el ingreso hospitalario y se sorprendían cómo había podido aguantar tanto tiempo. Otra conclusión: prohibido correr durante un tiempo. Me quedé KO y gracias a tandas de hierro por vena y pastillas me he ido recuperando y controlando. No podía correr, pero empecé a andas un poco y descubrí la montaña. En noviembre de 2013 me dieron el “alta” y pude correr y mi vuelta fue en los 5km de la Open Jean Bouin 2013 con un tiempazo. Me había recuperado y ahora sonreía.

Pero en diciembre de 2013, el 20, me caí corriendo por la montaña y me torcí el tobillo que me dejó fuera hasta febrero de 2014. A partir de ahí volví a la montaña y lo combiné con el asfalto. Mi primera carrera por montaña fue en casa, en la Ruta del Sol Blau 2014, quedando 3º de la general.

Desde ese momento mi vida cambió y, controlando la anemia, todo ha ido a mejor. Los resultados y tiempos  en carreras han acompañado y disfruto corriendo. Mi filosofía de vida ha cambiado y ahora quiero disfrutar y hacer lo que me gusta!

La temporada 2014-2015 fue la mejor combinando montaña y asfalto y cosechando podios en carreras como la Ruta de les V ermites 2014, la Ruta del Sol Blau 2015 y la Speed Trail Barcelona 2015 (detrás de Luis Alberto Hernando), haciendo mi primera gran preparación, para un medio maratón: Mitja Marató de Barcelona 2015 que lo terminé en 1h15′.

A partir de mediados del 2015 mi vida dió un vuelco y soy ambicioso. Por eso mi vida gira entorno a la montaña y toda su belleza, para completar carreras cerca de casa o viajando por Catalunya, España o el resto del continente.

A partir del 2016 quiero asaltar la montaña y preparar una temporada completa con carreras por montaña. Pero ante todo me considero un todoterreno: me gusta competir en distancias cortas como un 5k por asfalto o largas como 30k por montaña.

Esta es mi historia, pero no mi futuro. Lo que venga siempre será mejor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s