Punto y final al invierno en Granollers

Todo inicio tiene su final y, como ya va siendo habitual en los últimos inviernos, la meta de los meses más duros del año fue un medio maratón en el mes de Febrero. Al igual que el año pasado, me decanté por La Mitja Marató de Granollers y con un objetivo muy ambicioso: intentar asaltar la barrera del 1h10′ (3’19″/km). Pero ahora no voy a contaros el resultado final, sino un resumen de la preparación desde el principio hasta el dia 5 de Febrero y la crónica de la carrera.

Tras la temporada de montaña terminada en Octubre y un pequeño descanso en las primeras dos semanas de Noviembre, empecé la preparación específica para Granollers al comenzar el mes de Diciembre. Tenía por delante 10 semanas para poner el cuerpo a sitio e intentar preparar una buena carrera. A principios de Diciembre gané el Cros Ciutat de Gavà, a mediados de mes participé en las 24h d’atletisme de Can Dragó con el equipo de ‘El Diario de Sofia y Sara’, quedando en 2ª posición y terminé el mes de la clásica Cursa dels Nassos, en la que marqué una nueva MMP en 10km de 31’59”. Ese resultado me subió la moral para afrontar el exigente mes de Enero, con muchos km’s, intensidad elevada y test previos. Y también para terminar de marcar el objetivo final de La Mitja. Viendo que había bajado de 32′ en 10km, me animé a intentar bajar de 1h10′ en La Mitja (la primera idea era bajar la MMP de 1h11’31” y estar sobre 1h10’30”).

Resumen del mes de Diciembre.

Finalmente, tras un primer mes del año 2017 muy duro picando piedra y sin competir para guardar fuerzas, llegó el ansiado mes de Febrero y el famoso ‘tappering’ (disminución de km’s y descanso).  Tras una última semana muy suave haciendo rodajes cortos y un día de calidad, se presentó el día 5 de Febrero.

Llegaba a Granollers con los deberos hechos y con muchas ganas de correr e intentar batir la barrera del 1h10′. En esta edición, La Mitja, era la sede del Campeonato de España de Medio Maratón 2017; así que habría un nivel muy bueno de atletas.

El día se presentó fresco y con bastante aire. Ya hacía un par de días que se estaba anunciando que ese día tocaría bastante el aire…, así que de momento la cosa empezaba mal. La carrera era a las 10.30h de la mañana y aprovechamos para salir temprano de casa, buscar sitio y no ir con prisas a la zona de salida.

Al llegar ahí sobre las nueve y cuarto de la mañana se notaba un gran ambiente de carrera. La salida había cambiado  de sitio respecto a otros años y todo quedaba mucho más cerca del Palau d’Esports de Granollers. A las 9.30h se dio la salida de los 10km y pude ver el principio de la misma con Sergi Ariaca y Rubén en la línea de salida. Luego hice los 15′ de calentamiento de rigor y al terminar vi el final del 10k y pude charlar con Javi Gracia y otros conocidos de ‘El Diario de Sofia y Sara’. Estuvimos charlando un poco y luego me fui hacia la línea de salida. A las 10 salió la carrera de 5km.

Previa.jpg
Charlando con Javi justo después de calentar.

Me cambié de ropa y cogí un trozo de barrita para la carrera. Último trago de agua y para dentro del cajón de salida. Faltaban poco más de 15′ y vi a Carlos Rojo y a David Gonzalo, ambos participaban en el campeonato como federados por sus respectivos clubes. Me puse lo más adelante posible de la línea de salida para evitar problemas al principio ya que se salía justo antes de una rotonda.

Aparte de los africanos, la élite española estaba compuesta por Carles Castillejo, Chema Martínez, Javi Guerra o Pablo Villalobos, entre otros. Mi carrera estaba en otra liga y me intentaría poner en algún grupo para así resguardarme del viento.

Así pues, todo estaba listo para darse la salida a una nueva edición de una mítica carrera: La Mitja Marató de Granollers. Mi estrategia estaba clara: intentar “perder” tiempo en la primera parte de subida (33’45” el primer 10km) para bajar rápido e intentar asaltar el 1h10′ (32’30-45″), cosa complicada con la presencia de viento. Así, la carrera estaba dividida en 3 sectores: los primeros 10-11km de ligera subida hacia La Garriga en los que no podía arriesgar demasiado y tenía que ser un poco conservador, los siguientes 4-5km con tendencia a bajar, pero con algún repecho en los que se tenía que apretar y los últimos km’s muy rápidos para ir al máximo.

Recorrido y altimetría de La Mitja de Granollers 2017.

Hechas todas las presentaciones, se dio el pistoletazo de salida de la 31ª edición de La Mitja Marató de Granollers. La salida era complicada debido a la rotonda, así que me tomé los primeros 100-200m con precaución y calma para evitar problemas o caídas. Fui por el interior de la rotonda y rápidamente se formó una larga hilera de corredores.

Sortida.jpg
Instantes antes de darse la salida de La Mitja 2017.

Tras esos primeros metros complicados, la carrera fue tomando su ritmo y los grupos empezaban a formarse. Yo me quedé un poco atrás y tuve que ir recuperando posiciones poco a poco para poder entrar en un grupo que llevasen un ritmo de 3’20-25″/km durante los primeros 11km.

Primeros metros de carrera tras la rotonda inicial.

Aproveché el primer km para ir encontrando mi ritmo y adelantar a corredores más lentos que yo. Se me escapó un grupo bastante numeroso que me hubiera venido bien, así que empecé a remontar posiciones para intentar alcanzarlo lo antes posible. Así, pasé el km1 en 3’19″/km encabezando un grupo compuesto por Alejandro Martinez (gran corredor por montaña) o la primera chica, entre otros atletas. Estuve charlando unos momentos con Alejandro y pronto me puse manos a la obra para recuperar terreno con el grupo delantero.

km1km1-2
En los primeros 500-600m de carrera en el grupo de la primera chica (arriba) y sobre el km1 de carrera liderando el grupo (abajo).

Poco a poco me fui quedando solo en terreno de nadie entre los dos grupos. Se me había escapado el caballo, pero aún tenía tiempo para enderezar la situación. Pasé por el km2 en 3’25″/km y poco a poco estaba recuperando terreno a pesar de hacer un sobre-esfuerzo debido al viento lateral. Pasé por la rotonda del Corró d’Avall lleno de gente (km2.5) y ya empezaba a dar frutos mi esfuerzo ya que estaba cogiendo a corredores. Pasé el km3 en 3’23″/km en un tramo de repecho largo y poco a poco nos íbamos alejando de Granollers y de las casas para entrar en la carretera que te lleva a La Garriga.

Me estaba encontrando bien físicamente, de pulso iba bien (165-168ppm de media) y el crono lo corroboraba: km4 en 3’22″/km y la cosa estaba yendo sobre el plan previsto. Tras ese km dejamos definitivamente la civilización y crucé un puente con un repecho inicial y luego un tramo de bajada en el que pegaba bastante viento en contra. Tras un par de metros rectos volví a girar para encarar otra bajadita y encontrarme con el km5 de carrera. 

Hasta ese punto había adelantado a bastantes corredores y no me gustaba ningún ritmo de los que ponían, así que me ponía pequeños objetivos cazando a corredores. Pasé por el km5 en 16’52” (3’22″/km) y ese último km en 3’22″/km con buenas sensaciones y con un parcial sobre lo previsto. Pasé en 61ª posición (había un gran nivel de atletas), bebí un poco de agua, pero pronto seguí con el ritmo y mis pequeños objetivos.

Del km5 al 9.5 la carrera discurría por una carretera al lado del río Congost, sin casas ni pisos. El viento se notaba un poco, pero tampoco era demasiado fuerte y se podía correr bastante bien. Hasta La Garriga la tendencia era de subida con un último tramo exigente. Continué con mi ritmo en solitario, adelantando a corredores poco a poco y pasando los km6, 7, 8 y 9 sobre 3’24-27″/km y 168-169ppm, un poco lentos algunos debido a la subida y que estaba tirando prácticamente en solitario. La verdad es que era difícil correr en solitario a pesar de estar acostumbrado…

Poco después de pasar por el km9, hice un giro de 90º a la derecha y poco a poco me adentré en el pueblo de La Garriga. Tras un km’s sin prácticamente público, a partir de ese km9, se notaba más ambiente y los ánimos del público ayudaban a seguir tirando.

Pasé el segundo parcial de la carrera, km10, en 34’14” (3’25″/km), con un segundo parcial que se me había escapado bastante (unos 20-30″) de 17’20” y habiendo adelante 16 corredores hasta posicionarme el 45. Del km5 al 10 se hace duro y es un tramo exigente en el que poco a poco se van perdiendo segundos y quizás había conservado demasiado ya que de pulso estaba entorno a las 168-170ppm y aún me quedaba fuerza.

Bebí un poco más de agua y volví a coger ritmo para encarar un tramo muy bonito, pero exigente de la carrera: el paso por el pueblo de La Garriga. A pesar de que se había modificado un poco respecto a otros años, el paso por la calzada adoquinada era espectacular, con mucho público animando y con una rampa sobre el km11 que se hacía muy dura. Ese km lo hice a 3’22″/km, pero aún faltaba mucha carrera y tenía que apretar de lo lindo si quería ese 1h10′: ¡tenía que volar! 

Tras esa rampa vino un tramo llano y de bajada para salir de La Garriga. Sobre el km11.5 me encontré con dos corredores y formamos un grupo durante un par de kilómetros. Pasé el km12 tras un poco de subida y bajada en 3’27″/km (esa rampa se había notado mucho…) y tras una bajada pronunciada salimos del pueblo con dirección a Granollers. Los tres corredores nos íbamos relevando un poco y los metros se hacían mucho más fáciles. Tras un par de rotondas pasamos el km13 en 3’18″/km, un ritmo mucho mejor, pero aún faltaba apretar más.

Entre los km13 y 16 habían tres repechos que te rompían la inercia de la bajada. El primero nos lo encontramos poco después del km13: un tramo corto de unos 200m en subida en el que nos quedamos solos 2 corredores. Tras ese pequeño tramo de subida le comenté al compañero la marca que quería hacer y me dijo que 1h10′. Le comenté que estaba complicado ya que pegaba más viento de lo que pensaba, pero que entre los dos nos podíamos acercar mucho a ese tiempo. Pasamos el km14 en 3’16″/km y, tras una pequeña bajada, pasamos por debajo las vías de tren para encarar otro repecho y el tercer avituallamiento de la carrera en el km15. Un poco más corto que el anterior, pero igual de duro ya que los km’s empezaban a hacer mella en el cuerpo.

Superado el segundo repecho encaramos el km15 de carrera. Pasamos ese km en 3’22″/km y poco después nos encontramos el avituallamiento junto con el tercer repecho después de hacer una rotonda con bastante público animando.

Pasé el km15 de carrera en 50’47” (3’23″/km) remontando 2 posiciones (pos.43) y la marca del 1h10′ se empezaba a alejar bastante debido a ese segundo parcial duro del km5 al 10 en el que el tiempo se me escapó un poco. Del km10 al 15 lo había hecho en 16’33”, muy buen ritmo (3’18″/km) pero aún faltaba más…

Tras el avituallamiento y el repecho encaré los últimos 6km de carrera. Tenía que vaciarme al completo para intentar acercarme al máximo al 1h10′. Bajar de esa barrera era imposible, pero tenía que dar todo lo que tenía ya que más de 2 meses de preparación específica lo valían. El viento no terminaba de ayudar y pasé los km16 y 17 en 3’15” y 3’09″/km, aumentando el ritmo y apretando hasta que no pudiese más. Pasé por la plaza del Ajuntament de Les Franqueses del Vallès animado por todo el público ahí presente y seguí apretando hasta meta.

Quedaban 4km’s de rectos en bajada en los que tenía que volar para lograr una buena marca. En ese tramo me quedé solo y empecé a atrapar más corredores que tenía por delante. Poco a poco les iba comiendo el terreno, pero no era suficiente para bajar de 1h10′. Iba mirando el reloj para saber el ritmo medio de carrera, pero no bajaba lo que quería y estaba entorno a 3’20-21″/km. 

Desde el km17 dejé a un lado el pulso y solo pensaba en hacer parciales por debajo de 3’10″/km. El km18 lo pasé en 3’07″/km, a 170ppm de media y me acercaba de nuevo a la rotonda del Corró d’Avall.

Pasé la rotonda a todo trapo animado por el público y me acercaba a tres corredores. Pasé el km19 en 3’08″/km y 171ppm. Lo tenía muy cerca, pero a la vez se me escapaba la marca. Con los ritmos que estaba llevando y si hubiera apretado un poco más al principio quizás estaría para el 1h10′. Entre el km19 y el 20 adelanté a más corredores y entre en el último km de la carrera.

km20-2
Sobre el km20 de carrera.

Pasé el km20 en 3’09″/km (llevaba ya 4km’s por debajo de 3’10″/km), 173ppm de media. Llevaba 1h07’08” y por unos 20-30″ no conseguiría bajar de 1h10’… En ese parcial del km15 al 20 había volado haciéndolo en 16′ (3’13″/km) y quería darlo todo en ese último km para terminar la carrera lo más adelante posible ya que estábamos unos cuantos corredores en 20m.

Entré en un tramo adoquinado en el que se me puso la piel de gallina. Desde el km17 la carrera entra en una fase de emoción. Vuelas literalmente. el público te lleva en volandas a pesar del cansancio y de los km’s que llevas encima. Solamente puedes disfrutar de esos km’s y recordarlos siempre. El año pasado llevaba a la primera mujer justo detrás y lo noté mucho más, pero es igual en qué posición vayas, que Granollers te aplaude y te esos gramos de fuerza para apretar más.

km20-1
Poco después de pasar por el km20 de La Mitja.

Y poco a poco veía el arco de meta. A lo lejos se veían los arcos de los patrocinadores, los dígitos rojos del crono y vi como pasaba del 1h09’59” al 1h10’00”. Ese momento fue duro, pero continué apretando para luchar por una buena marca y por terminar de adelantar a corredores. Pasé el km21 en 3’05″/km y solo restaban 97m para pasar bajo el arco de meta.

A falta de 100m para la ansiada línea de meta.

Seguí apretando (ya lo venía haciendo desde el km16-17) y el pulso se me había subido hasta las 175ppm y el ritmo por debajo de 3’/km. Y… por fin, se terminó, pasé bajo el ansiado arco de meta en 1h10’29” (3’20″/km), 168ppm de media, llegando el 39º clasificado de la general con un último km y poco hecho en 3’02″/km.

meta-1
Llegada a meta de La Mitja Marató de Granollers tras 1h10’29”.

Tras pasar la meta, me invadió una sensación de rabia. Rabia por no cumplir con lo prometido, con lo que había entrenado y por haber “defraudado” a amigos y a mi mismo. Sensación de impotencia por haber entrenado muy duro durante el invierno y que el día D no hubiese salido como me hubiera gustado. El viento no había ayudado, cierto, pero tampoco era una excusa en la que agarrarse en esos instantes.

meta-2
Tras cruzar la línea de meta de La Mitja.

Poco a poco y tras la llegada de varios conocidos como Alejandro o Carlos, me cambió un poco el rostro y empecé a ver que la marca tampoco era tan mala. Se me había escapado el tiempo por 30″, cierto, pero había bajado poco más de 1′ respecto a mi marca de hacía un año en el mismo escenario, ¡así que había terminado el invierno con otra MMP! Luego coincidí con otros corredores como Eric, que pudo hacer una gran carrera preparando la Marató de Barcelona. Durante los siguientes días asimilé todo lo ocurrido y saqué conclusiones positivas: había hecho una gran carrera a pesar de correr prácticamente solo de inicio a fin, el viento no terminó de ayudar y tengo que estar satisfecho ya que era un objetivo ambicioso y me he quedado muy cerca.

Así se ha terminado el invierno 2016/2017. Han sido unos meses muy duros en los que he sumado muy buenas sensaciones, kilómetros en las piernas y entrenamientos de calidad tanto en el río Llobregat como en casa. Han sido 12 semanas muy provechosas y espero que me sirvan para esta primera parte de la temporada por montaña que empizo este mes de Marzo.

Tras La Mitja hice unos 8-10 días muy suaves y en las últimas tres semanas he estado sumando kilómetros y desnivel pasando largas mañanas en la montaña y doblando con los niños de la Xalenx Trail Kids

Y en unas horas vuelvo al asfalto para correr la Unirun, una carrera muy bonita, diferente por sus 6.779m y el pique sano entre las 12 universidades catalanas. El año pasaso, en la 2ª edición, pude lograr la victoria, pero este año llego con más cansancio (km’s, desniveles) preparando objetivos de montaña  que en nada os contaré. Así que para mañana espero hacer un buen papel y ayudar a mi ex-universidad, la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) (se me hace raro ser ex-alumno ya, o futuro alumno de Máster jaja), a ganar el cetro absoluto. Espero que salga una buena carrera, que pueda seguir afinando la chispa para las carreras por montaña de las próximas semanas y de poder correr rápido e intentar disputar el podio con corredores de gran nivel como Albert Nogueras (ganador de la 1ª edición en 2015), Juanma Alvarez (2º las dos ediciones) o Youssef Fateh (3º el año pasado).

10003697_10207546582855133_2251668925429158283_o
Podio de la Unirun del año pasado con Juanma Alvarez (izquierda) y Youssef Fateh (derecha).

Así que pronto os cuento qué tal fue la carrera y el calendario de las carreras por montaña de este año 2017.

¡Nos vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s